Cuidado, alguien podría estar especulando con tu casa en el metaverso Next Earth

Next Earth es una plataforma de propiedad de tierras virtuales basada en la blockchain que replica de forma exacta nuestro planeta. Utilizando la aplicación Mapbox (parecida a Google Maps), han dividido la totalidad de la Tierra en tiles o parcelas de tierra de 100 metros cuadrados.

Estas áreas se venden a través de la plataforma mediante la criptomoneda Matic, que funciona en la red Polygon, la cual permite transacciones más baratas, ya que no hay tarifas de gas. El precio de cada pedazo de tierra virtual varía dependiendo de la ubicación. Por ejemplo, se pueden comprar parcelas de 100 m² en Madrid o Barcelona por 1 USDT (equivalente a 1 USD real) cada una.

Lógicamente, los lugares más importantes, turísticos y emblemáticos ya están cogidos, aunque muchos de ellos se ponen de nuevo a la venta para especular. Los países más caros a fecha 22 de febrero de 2022 son El Vaticano (45 USDT/parcela), Mónaco (25,5 USDT/parcela) y Gibraltar (9 USDT/parcela). Como vemos, se trata de algunas de las naciones más pequeñas del mundo.

Por otro lado, los países con más tiles vendidos son Estados Unidos (4,1 millones), Rusia (1,4 millones) y Corea del Sur (1,2 millones). Lo más habitual a la hora de comprar terrenos virtuales en Next Earth es adquirir una zona amplia, compuesta por varias parcelas, que tengan algún sentido en su conjunto. Así, por ejemplo, vemos que alguien ha comprado el estadio Camp Nou del F.C. Barcelona en su totalidad:

Camp Nou en Next Earth
La zona en azul contiene 391 parcelas y pertenece a un mismo usuario

Como decíamos, los sitios más destacados de ciudades o parajes naturales ya están en manos de algún usuario, aunque siguen estando disponibles grandes zonas de las ciudades más importantes (eso sí, alejadas del centro).

Si te estás preguntando si tu casa sale en Next Earth, la respuesta es sí. Y es posible que alguna persona ya haya comprado la parcela virtual del lugar donde vives. Quizás no te sea tan raro si vives en un bloque de pisos o apartamentos, pero si tienes una casa unifamiliar o adosada, puede que no te haga tanta gracia.

De todas maneras, las posibilidades de que alguien ya haya adquirido la parcela donde vives (especialmente si tienes una casa), son muy reducidas, al menos en la actualidad. Ahora bien, si tu vivienda está en el centro de una ciudad grande o en una zona turística, entonces es mucho más probable que ya esté cogida.

¿Por qué quiere comprar parcelas virtuales en Next Earth la gente?

Partiendo de que Next Earth es un metaverso de bienes raíces virtuales que replica el mundo real, existen varias razones por las que podríamos estar interesados en comprar un pedacito de nuestro planeta:

  • Los terratenientes pueden crear sus propios NFT a partir de una o más parcelas y venderlos en plataformas de compraventa de NFT como OpenSea. Las posibilidades son prácticamente infinitas. Se pueden comprar todas las parcelas de un estadio de fútbol y crear un NFT que sea del propio estadio. Lo mismo con sitios turísticos, parcelas que formen palabras, etc.
  • Se trata de un nuevo sector en claro crecimiento, a pesar de estar en sus inicios.
  • Se espera que la cantidad de terratenientes virtuales aumente exponencialmente en los próximos meses y años.
  • Cuanto más crezca la comunidad de Next Earth, más empresas querrán entrar en el ecosistema, ya sea comprando parcelas en manos de otros usuarios o alquilándolas mediante la colocación de publicidad.
  • Obviamente, según crezca la comunidad y el ecosistema, mayores serán los precios de las tierras.
  • Una parte de cada transacción realizada en Next Earth irá a parar a los terratenientes.
  • Únicamente los poseedores de parcelas podrán hacer staking con los tokens de Next Earth y obtener recompensas.
  • El 10% de cada transacción se destina a obras de caridad. A 22 de febrero de 2022, ya se ha llegado al millón de dólares recaudado.

¿Qué pasa si alguien ha comprado mi casa en Next Earth?

Realmente no pasa nada. Tu casa continuará siendo tu casa. Que alguien la haya comprado en un metaverso no tiene ninguna repercusión legal, económica o de propiedad. Además, es posible que surjan otros mundos virtuales parecidos, con lo que tu vivienda estaría a la venta en diferentes plataformas.

Lo único que puede pasar es que te desagrade o te dé rabia que alguien haya comprado tu casa en un metaverso porque, al fin y al cabo, no deja de ser tu casa. Pero no te preocupes, recuerda que no te afectaría en nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.